Casa Monet

Santa Maria

Espectacular finca del interior de la isla donde realizamos el jardín en varias fases pudiendo así ver su evolución en sintonía con el cliente.

El resultado final de la gama cromática de colores  que nos proporcionan las diferentes especies elegidas para vestir el terreno ha sido todo un éxito. El contraste entre la Gaura rosa y la mostaza amarilla han transformado lo que era un campo agrícola en un cuadro digno de Claude Monet. Además, la delicadeza de flores como la Tulbalghia o la Lantana nos dan una mayor impresión de profundidad al lienzo engrandeciendo las demás formas.

En la avenida principal se ha creado una alineación de naranjos combinados con cipreses, lo que nos ofrece, aparte de un embriagador perfume a azahar como bienvenida, el aspecto de un jardín mediterráneo clásico por excelencia nada más abrir las barreras de la finca.

/

Algunas plantas utilizadas

Plano